Cloud

Bilingüismo funcional

Img

Nuestro centro, pertenece a los centros docentes públicos de la Comunidad Autónoma de Aragón que imparten el Modelo BRIT- Aragón de Competencia Lingüística de y en Lenguas Extranjeras, el cual persigue dar respuesta a las necesidades de formación del alumnado con el objetivo de favorecer y desarrollar la competencia comunicativa necesaria en lenguas extranjeras para alcanzar el nivel competencial B2 del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas al finalizar su escolarización obligatoria.

Como eje de desarrollo curricular, acompañará a los alumnos a través de los diferentes niveles y etapas educativos, siendo parte de su conocimiento al estar presente desde el inicio de su escolarización, utilizarlo como herramientas de aprendizajes e incluirse de manera “natural” en los diferentes momentos, asignaturas y ámbitos que se recojan en el diseño del Itinerario Bilingüe del centro.

Como término imprescindible cuando hablamos de enseñanza bilingüe real, está la metodología AICLE (Aprendizaje Integrado de Contenidos y Lenguas Extranjeras), o en inglés CLIL (Content and Language Integrated Learning).

Esta metodología es un sistema que pretende el aprendizaje de un idioma a través de otras asignaturas. Es decir, se trata de impartir materias como ciencias o matemáticas en una lengua no materna. Esto permite un mayor alcance en la relación entre contenido y lenguaje. Se puede aplicar a cualquier asignatura y contexto de aprendizaje, facilitando así al niño el uso funcional y real de la lengua inglesa como herramienta de aprendizaje y comunicación.

No se trata solo de vocabulario, ni de enseñar un idioma de la misma forma que puede aprenderse en una clase de lengua. Esta metodología va más allá. Se pretende utilizar, por ejemplo, el trabajo en grupo y fomentar una conversación para que los alumnos se vean obligados a dar argumentos e interactuar en lengua inglesa, no a repetir de memoria. Se fomentan así distintas destrezas comunicativas como leer, escuchar, hablar y escribir.

Otra característica reseñable de la metodología es que permite implementar un enfoque transversal y más inclusivo de la enseñanza. Así, el docente al aplicar el enfoque AICLE tiene que ser flexible y estar abierto a incluir en sus propuestas contextos de aprendizaje significativos acordes a la etapa educativa que desarrolla, que atienda a los contenidos curriculares de ese área y/o asignatura y que potencie en el alumnado el aprendizaje de la lengua inglesa como herramienta de aprendizaje y comunicación.